viernes, 18 de enero de 2013

Análisis de una grabación en T.E. (y 2)

Continuando con el análisis de la grabación que iniciamos en la anterior entrada del blog, nos ocupamos ahora de las señales de FM que aparecen en la misma.
Para su análisis seguiremos el método descrito por Barataud (Écologie acoustique des chiropterères d´Europe, 2012). Puesto que la estructura de la señal es claramente FM, el siguiente criterio que propone el autor es de apreciación auditiva. Para una mejor apreciación, hemos "limpiado" de la grabación las señales más potentes de Eptesicus, que molestaban para escuchar la secuencia completa del resto de señales. Para ello utilizamos el programa gratuito Audacity 2.0, con el que fácilmente se pueden cortar estas señales y dejar la secuencia que nos interesa.
La grabación, una vez eliminadas las llamadas que no son FM, puede escucharse así:


El criterio de diferenciación sonora que propone Barataud, consiste en distinguir si se trata de una sonoridad por él denominada "sifflée" (silbante), o si suena de una forma "nasillarde" (nasal). La diferencia entre ambas es mucho más fácil de percibir al oído, que de describir. Véase para ello Écologie acoustique des chiropterères d´Europe, página 133. La sonoridad nasal se da en Europa en los géneros Plecotus y Barbastella. El resto de géneros (salvo Rhinolophus) utilizan la sonoridad nasal, que es la típica, por ejemplo, de los Pipistrellus, .Sonograma con las señales de la grabación analizada.

La sonoridad silbante, cuando aparece con armónicos, se aprecian en el sonograma como un "reflejo" de la señal principa (armónico fundamental), pero con menor intensidad y con la misma repartición de la energía a lo largo de la señal que presenta el fundamental. Por el contrario, en las llamadas de tipo nasal, los armónicos en ocasiones presentan mayor energía que la llamada principal, y la repartición de la energía es distinta en ellos que en el armónico fundamental.                                          

En la práctica, muchas veces,  teniendo en cuenta que la sonoridad silbante solo se da en dos géneros, se puede observar la imagen de las señales en el sonograma, y determinar directamente si pertenece a Barbastellus o a Plecotus, en función de la forma y características que presentan en la mayoría de las ocasiones las señales de estos dos géneros.

En el sonograma siguiente se puede apreciar el aspecto de algunas señales de Barbastella. Es característico la alternancia de dos tipos de señales, unas con una FME característica entorno a 34 kHz y otras con una FME de 43 kHz, ambas con una longitud de banda pequeña. También la forma convexa que pueden presentar algunas señales es muy indicativa.
Sonoridad nasal" en Barbastella. Se puede escuchar la alternancia de señales




Aspecto del sonograma de algunas llamadas de Plecotus. Es característica la presencia de dos componentes en la señal, en los cuales la distribución de energía difiere con relación al fundamental. La FT (frecuencia terminal) del armónico fundamental suele ser relativamente baja. Señales bastante rectas
Sonoridad "nasal" en Plecotus. No hay alternancia de señales.

Ir a descargar

Comparando la grabación, tanto el criterio auditivo como el visual sobre el sonograma, nos conducen con claridad hacia señales emitidas por alguna especie del género Myotis.
Los Myotis, con al menos 8 especies distintas en Cantabria, emiten señales de FM, de amplia banda, y muy parecidas entre sí. Con un detector heterodino es prácticamente imposible diferenciarlas. Michael Barataud, en el libro citado anteriormente, propone un método propio basado en sus estudios de muchos años a partir de grabaciones en TE de animales marcados con microcápsulas luminosas, que le permite su seguimiento y grabación en libertad. Este método, bien aplicado, permite un porcentaje de determinación a nivel de especie en el género Myotis que no se alcanza con ningún otro, superando ámpliamente a los métodos automáticos de clasificación que empiezan a estar operativos actualmente.

El primer criterio es auditivo, y consiste en diferenciar entre cuatro grupos de sonoridad en las señales de los Myotis, en función de la repartición de la energía.
- Comienzo explosivo (amorce explosive)
- Comienzo explosivo y Golpe final ( amorce explosive et claquement final)
- Golpe final ( claquement final)
- Ausencia de pico (absence de pic).
 Para la descripción de estos tipos ver Écologie acoustique des chiropterères d´Europe, Barataud 2012, página 135. Su apreciación auditiva requiere de práctica, de escuchar y comparar los distintos tipos y apreciar sus diferencias, a menudo sutiles. El tener un "oído de ornitólogo" entrenado, sin duda ayuda bastante.
Tras escuchar nuestra grabación, la conclusión es que nos encontramos ante un tipo de Comienzo explosivo, particularmente perceptible en las primeras señales. El sonido podría transcribirse como un "tchí" o "tchíi", seco, rápido y regularmente repetido. Si el inicio fuera menos seco, menos "explosivo", que pudiera trascribirse como "chí" o "chíi", sin esa "t" o chasquido inicial, indicaría otro tipo distinto al "Comienzo explosivo".

El siguiente paso es la medición de los distintos parámetros de la señal, para poder compararlos con los gráficos. El programa utilizado es Sonobat 2.97. Hay que advertir que las mediciones realizadas por Barataud están realizadas con otro programa, Batsound, y por tanto los valores medidos sobre la señal pueden variar ligeramente en función del programa que se utilice.
Por nuestra parte, previamente hemos analizado una misma llamada con los dos programas, y ajustado los parámetros de Sonobat para que los resultados sean lo más parecidos posibles. Esto nos permite con bastante aproximación, poder comparar las medidas que obtenemos con los gráficos de Barataud.

Hemos medido por separado grupos de varias señales correspondientes al inicio de la secuencia, a la mitad de la misma y al final. Los resultados son similares, no habiendo variaciones significativas. Los datos que indicamos a continuación, son la media de 6 señales correspondientes al inicio de la secuencia grabada.

I (intervalo) = 86 ms
D (duración) = 4 ms
B (banda) = 74 kHz
FI (frecuencia inicial) = 112 kHz
FT (frecuencia terminal) = 38 kHz
FME (frecuencia de máxima energía) = 72,5 kHz
FC (frecuencia característica) = 44,5 kHz

Con estos datos, y siguiendo la clave del autor antes citado, debemos comprobar la FT para asignar la llamada a uno de los 2 subgrupos en que se divide el tipo Comienzo explosivo: FT 23 - 30 kHZ y FT > 30 kHz.

Las señales de nuestra grabación, con una FT = a 37,7 kHz, corresponderían al tipo Comienzo explosivo, FT > 30 kHz, y debemos a continuación dirigirnos a los correspondientes gráficos para ubicar en ellos los valores que hemos medido.







Con un círculo verde se señala la posición correspondiente a las llamadas de nuestra grabación Podemos descartar de partida a M. capaccinii y M. brandtii, cuya presencia en Cantabria ni está citada, ni parece probable.
El primer gráfico, FME - B, es poco clarificador. Los valores caen en una zona donde hay una superposición de valores amplia entre  M. oxygnathus, M. bechsteinii, M. mystacinus sin poder descartar tampoco a M. alcathoe.

En el segundo, I - D, la situación es la misma y tampoco podemos sacar nada en claro.

El tercer gráfico es el más revelador. La señal caen en un área donde se superponen M. alcathoe y M. emarginatus, quedando un poco más alejados M. oxygnatus, y completamente fuera M.mystacinus y M. bechsteinii. Por lo tanto, podríamos descartar ya a M.mystacinus y M. bechsteinii, quedando como candidatos más probables  M. alcathoe y M. emarginatus. En el gráfico siguiente, para mayor claridad, se han eliminado los valores de las especies no presentes en Cantabria y se ha delimitado el área donde caen los valores de las restantes especies que emiten en este tipo acústico.



Como explicamos en la anterior entrada del Blog, y para avanzar aún más en la información que se desprende de los gráficos, recurriremos a la comparación visual de las señales con la funcionalidad que nos ofrece Sonobat.

A la izquierda de la imagen aparecen las señales de la grabación original, y a la derecha las referencias obtenidas de otras grabaciones. Ambas son mostradas con la misma escala de tiempo y kHz, para poder apreciar, si las hubiera, las diferencias en la estructura de las mismas. Las señales de referencia se han obtenido de las grabaciones que acompañan el libro de Barataud, Écologie acoustique des chiropterères d´Europe.

M. alcathoe

M. emarginatus

M. oxygnatus 



La similitud es muy elevada con las señales de M. alcathoe, marcando bien la "rodilla" y el "talón". Las de M.emarginatus son más rectas,  y las de M. oxygnatus más rectas y tienden a una cierta convexidad.

En consecuencia, y de acuerdo con el gráfico FT - D y con la comparación de las características visuales sobre el sonograma, podríamos concluír que las llamadas de la grabación que analizamos pertenecen probablemente a M. alcathoe.
Salvo criterio mejor fundamentado.

Javier García - Oliva M.



No hay comentarios:

Publicar un comentario